martes, 7 de octubre de 2008

ENSAYO ADAPTACION A LA VIDA UNIVERSITARIA

MARIA CAMILA ORDUZ MANTILLA
ID.139366



Días antes de ingresar a la universidad comenzó en mí un temor enorme hacia el nuevo camino que estaba tomando. El primer temor era el de si me gustaría o no la carrera. El segundo y creo que igual de preocupante al primero era el de si me adaptaría tanto a mis compañeros y profesores, como a las exigencias y libertades que da la universidad. Creo que este temor se centraba a que en nuestros colegios la educación era más comunitaria y personalizada, mientras que la universidad es más individualista y con un grado de exigencia mayor.
Digo temor a la libertad porque muchas veces, en nuestra falta de madurez, tomamos esa libertad como libertinaje, preferimos no hacer ciertas tareas asignadas por la diversión momentánea, dejamos acumular trabajo para después sentirnos agobiados, llegamos con la mentalidad de que estudiamos el día anterior al examen y pasamos, todavía no tenemos claro que en la universidad no existen los exámenes recuperatorios cada cierto tiempo. Todo esto nos muestra la verdadera problemática al momento de intentar adaptarnos a la vida universitaria.
Entre las exigencias que existen en la vida universitaria son el de llevar un promedio ponderado de mas de 2.8, tener un trato amable y cordial con todas las personas que integran la comunidad educativa, tener cierta responsabilidad con la libertad ofrecida por la universidad y por los padres, aparte de un compromiso previo hecho con los padres, pero sobre todo la mayor exigencia es con nosotros mismos, por esas ganas de ser alguien que sea un excelente profesional, por nuestro crecimiento tanto intelectual como espiritual.
Actualmente y con el tiempo que he contado para mirar si he sido capaz de adaptarme a la vida universitaria, puedo dar un balance positivo, ya que, he podido adaptarme a mi salón de clase, a los profesores, a la forma de explicación y evaluación de los temas vistos, he podido crecer y madurar como persona haciendo que sepa cuales son mis prioridades en la vida, saber que es mas importante y satisfactorio en mi vida un día de estudio que una noche de fiesta. Y sobre todo creo que supere la prueba que consideraba más grande y a la que cuando ingrese y comencé a tomar las clases le tuve mas miedo- los parciales-.